Empoderar en habilidades digitales: una necesidad. Más allá de la normativa.

Son muchas las Entidades del Sector Público las que han ido dando pasos firmes en orden a la puesta en marcha de la Administración electrónica. Son pocas las que ha día de hoy no han “cumplido con el expediente” y no han puesto en marcha su Sede al efecto.

De acuerdo con la normativa de procedimiento administrativo común, es un derecho de las personas físicas, el relacionarse por medios electrónicos con las administraciones públicas. De igual manera, se recogen sujetos obligados a dicha relación electrónica (sin perjuicio de las diferentes sentencias que han entendido que esta obligación está pospuesta).

No obstante, este derecho no se limita a tener a disposición la sede, sino que va más allá. La misma Ley 39/2015, de Procedimiento Administrativo Común, en su artículo 13 especifica el derecho “A ser asistidos en el uso de medios electrónicos en sus relaciones con las Administraciones Públicas”, e incluso en su artículo 12 establece como obligación de éstas últimas de garantizar que los interesados pueden relacionarse de esta manera con ellas.

En el ámbito privado, cualquier empresa que opere en Internet, tiene a disposición de sus usuarios manuales, vídeos, tutoriales, centros de asistencia al usuario… De hecho encontramos algún ejemplo del Sector Público que aboga por formación gratuita a impartir por el ámbito privado. Destaca el programa Digitalízate puesto a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae), en el que, mediante convenios con grandes empresas de alto perfil digital, para estas ofrecen cursos gratuitos en competencias digitales a través de una plataforma ubicada en la web de la Fundae.

La brecha digital y la desigualdad tecnológica

Pero en este punto es donde, en mi opinión, pocas entidades públicas han actuado, o por lo menos no lo han hecho de manera fácil o ágil para sus propios servicios. La puesta en marcha de la administración electrónica en el Sector Público ha marcado aún más la brecha digital existente entre sectores de la ciudadanía y entre las diferentes personas jurídicas que se relacionan con las entidades.

El Foro Económico Mundial, en el informe presentado sobre la percepción de riesgos globales, ha señalado como uno de los peligros nuevos la desigualdad tecnológica, entendido como concepto amplio que abarca la falta de inclusión digital y el acceso limitado tanto a herramientas como a conocimientos tecnológicos. Desigualdad o brecha que, se acentúa mas en el caso de las mujeres: no en vano, el Plan Nacional de Competencias Digitales, integrado en la Agenda Digital 2025, tiene como principal objetivo garantizar que la ciudadanía, poniendo énfasis las mujeres tengan competencias digitales básicas

El impacto de la pandemia en la gestión pública en lo que a todo ello se refiere, si bien fue atenuado por el funcionamiento de sedes electrónicas en las que realizar trámites, puso aun mas de relieve las diferentes capacidades al respecto. De hecho, durante los sucesivos estados de alarma declarados y vistas las restricciones a la movilidad, en muchas entidades (sobre todo locales) se tuvieron que habilitar canales excepcionales y prioritarios por las circunstancias acaecidas e incluso excepcionar a algunas personas jurídicas (asociaciones sin ánimo de lucro) de la obligación de relacionarse por medios electrónicos por no tener medios de identificación y firma válidos y en la mayoría de los casos, por no tener formación mínima en la materia.

Empoderando a la ciudadanía

Es por ello que es necesario no solo promover el uso de la sede y habilitar medios físicos para ello en nuestros centros, si no empoderar a la ciudadanía en habilidades digitales en el uso de la administración electrónica municipal.

Por otro lado, aunque de la mano, es imprescindible la formación y empoderamiento del personal al servicio de las entidades públicas en dichas capacidades digitales, sin obviar, por tanto, el derecho a la formación continua de los empleados y empleadas públicas y el impacto de esta en la evaluación por desempeño. La diversidad de tareas desempeñadas por unos/as y otros/as y la especialización lleva consigo que no todas las personas tienen las mismas habilidades o conocimientos digitales. El capacitar al personal en habilidades que permitan ofrecer un mejor servicio público, no hace sino implicarle aun mas en la prestación de servicios óptimos a la ciudadanía.

Una reflexión

El 2021 ha sido declarado por la UNESCO como el Año Internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible (2021), una economía naranja que integra, según la UNESCO, “herencia cultural, creatividad y medios, creaciones funcionales y conocimiento (educación, capacitación e I+D, entre otros).

A este respecto, partiendo de dicha definición y de las áreas que la misma referencia, a la hora de establecer el marco para aquél empoderamiento en habilidades digitales, podemos tener en cuenta varias consideraciones.

Empoderar en habilidades digitales: una necesidad. Más allá de la normativa. Clic para tuitear

Sobre las “actividades económicas basadas en el conocimiento y la interacción entre la creatividad humana y las ideas”, considero necesario fomentar y alentar la colaboración público privada, las oportunidades que brinda el sector privado capaz de reinventarse, por lo que podemos contar con experiencias previas de entidades privadas, empresas de nueva creación, jóvenes que conocen mejor que nadie el funcionamiento de herramientas digitales puesto que no han vivido un proceso de acceso a las nuevas tecnologías, si no que han nacido en él.

En relación con “el conocimiento y la tecnología” es fundamental que la formación, explicación y facilidades de acceso se den a nivel interno y externo por diferentes medios: videos tutoriales, píldoras formativas, formación presencial, uso de redes sociales…

Además, hay que tener muy presentes los “valores culturales y el patrimonio y cultural”:

  • mirar al futuro sin dejar atrás el pasado, los aciertos y los errores. A pesar de considerar necesario dejar de lado la justificación del “porque siempre se ha hecho así”
  • no debemos dejar de lado las cosas que funcionan como “siempre” se han hecho porque hay cosas que siempre se han hecho bien
  • dejar de valorar el esfuerzo de nuestros y nuestras precedesoras,
  • poner de manifiesto la necesidad de trasvase de conocimiento que personas a las puertas de dejar de ser servidores públicos pueden realizar (la experiencia es un grado).
  • no olvidarnos nuestras raíces, los pasos dados hasta el momento: el conocimiento dado y adquirido, los principios que nos han llevado a creer y buscar el cambio y el trabajo interno, externo y de la ciudadanía, sirva de nexo de unión y nos guíe en este procedimiento de formación.

Así mismo, vista la diversidad de personas implicadas, es momento de hacer (o seguir haciendo) equipo, pudiendo para ello poner de relieve “otras expresiones creativas individuales o colectivas” y conseguir unificar fuerzas. Son muchas las entidades locales, que cuentan por ejemplo con entidades musicales dependientes, asociaciones sin ánimo de lucro en diferentes ámbitos (de mujeres, jubilados y jubiladas, artísticas, culturales y similares).

Tras la reflexión, un ejemplo práctico

En el ámbito de la administración local en la que presto mis servicios (el Ayuntamiento de Leioa en Bizkaia, fruto del desarrollo del proyecto tractor del cambio en materia de innovación, una vez valorada la puesta en marcha de la administración electrónica (tanto de la sede como del gestor de expedientes) como proyecto clave para la gestión de la crisis de la Covid-19, hemos detectado la necesidad de empoderar de habilidades digitales en el uso de la administración electrónica municipal tanto a la ciudadanía y entidades privadas, como a la gente que presta sus servicios en el ayuntamiento, aprovechando, además, para compartir conocimiento con otras entidades públicas, con el objetivo de generar sinergias tan necesarias en la prestación de servicios a la ciudadanía. Es por ello, que hemos pre-planificado la puesta en marcha de un programa formativo, que tiene como público objetivo estos tres sectores y para cuya puesta en marcha hemos tenido presente esa declaración de 2021 como año de la economía naranja. Atendiendo a las necesidades detectadas, en aras de avanzar en la simplificación e innovación, el objetivo fijado en la consecución del presente programa es el empoderamiento y capacitación en habilitades digitales para el uso de los medios electrónicos con/en el Ayuntamiento de Leioa a través de la formación.

Os dejo aquí las fases que hemos considerado para la puesta en marcha:

Fase 0:

Identificadas la necesidad global y el objetivo del programa, consideramos necesario generar una imagen identificativa del mismo, como hilo conductor de la totalidad del programa. Fruto de la colaboración público-privada, una empresa de nueva creación, especialista en diseño, nos propuso el general un avatar.

Además de servir de nexo de unión a las diferentes medidas de capacitación que puedan darse, a nosotras nos ha servido para poner en valor diferentes patas del proyecto tractor del cambio en nuestra entidad. Hemos optado por acudir al mitología de nuestra región con especial referencia en nuestro municipio (existiendo incluso una asociación sin ánimo de lucro de especial significación) fomentado esos valores culturales que la UNESCO referencia en su declaración. La imagen elegida ha sido la de una Lamia.

Además, consideramos que utilizar la imagen de una mujer, en el marco de una sociedad que avanza hacia la igualdad real, en el que tradicionalmente las imágenes utilizadas en cuestiones de liderazgo son masculinas, pone de alguna manera el foco en el compromiso del Ayuntamiento al respecto.

Fase 1: Identificación de necesidades/carencias/aportaciones concretas

La participación de las diferentes personas implicadas y destinatarias del programa formativo es imprescindible: saber qué necesitan, qué carencias tienen en qué necesitan ser empoderadas e incluso qué pueden aportar desde el inicio. Es por ello que consideramos interesante partir de encuestas de necesidades tanto al personal interno como a asociaciones, realizar cuestionarios específicos al Servicio de Atención Ciudadana y a los departamentos con relación directa con la ciudadanía y asociaciones para detectar oportunidades de mejora en relacion con el objeto del programa. Una vez mas, detectamos la necesidad-oportunidad de trabajar conjuntamente y de manera transversal.

Fase 2: Identificación de diferentes alternativas y desarrollo de las mismas para la ejecución

Se han valorado diferentes alternativas formativas, pendiente de la concreción y aportaciones que puedan hacerse en la fase previa. Como punto de partida, hemos valorado acudir a Píldoras formativas, vídeos explicativos, tutoriales y formación tradicional.

Fase 3:

Como en todo proyecto, hemos considerado indispensable el control y la evaluación del programa: ir realizando control de la ejecución del programa, documentando la ejecución y las fases de desarrollo, realizando una memoria final de evaluación y, con el cierre de cada fase, realizar informes de evaluación de las responsables del proyecto

Así mismo, entendermos que aporta valor añadido incluir encuestas al respecto de usuarios y usuarias de todos los ámbitos, así como datos en relación con la evolución del grado de utilización de los medios electrónicos para relacionarse con el ayuntamiento (sede)

Nahia Orduña (@nahiaorduna ) en su libro Tu Reinvención Digital:

Una mentalidad de compartir conocimientos tiene grandes beneficios par la sociedad, para tu organización, para la gente que te rodea y para ti

Autora post Chiara Camarón

Chiara Camarón

Secretaria del Ayuntamiento de Leioa (Bizkaia) 

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE MUJERES EN EL SECTOR PÚBLICO

Asociación de Mujeres en el Sector Público (titular de www.mujeresensectorpublico.com) solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros.

1 Comentario en Empoderar en habilidades digitales: una necesidad. Más allá de la normativa.

  • Teresa

    Escrito el 17 de marzo de 2021 a las 08:14h Responder

    Excelente articulo

Pin It on Pinterest

Share This