El liderazgo del futuro es femenino: inteligencia emocional, personas y creatividad

La situación actual que estamos viviendo desembocará, según la opinión de diversos economistas, dentro de los cuales me incluyo, en una crisis sin precedentes. Una crisis económica, de valores y sobre todo social.
La creatividad y la innovación serán, por este motivo, factores claves para superar este bache. Debemos reinventarnos y actuar de forma diferente si queremos obtener resultados que provoquen cambios reales. Esto nos debe llevar a liberarnos de los prejuicios sobre todo de los de género.
La #aapp deberá transformarse impulsando nuevas formas de gestión +sugerentes, atractivas e innovadores. Estas formas de gestión necesitaran poner en valor talento, inteligencia emocional, confianza, autogestión y creatividad. Clic para tuitear

El modelo actual se antoja caduco tanto desde un punto de vista económico como social y debería llegar a su fin. El nuevo modelo debe tener en cuenta que la mujer posee unas características y condiciones que hacen posible una gestión pública humana, emocional, sostenible y retadora, que da prioridad a las personas.
El papel del liderazgo para hacer frente a los nuevos retos debe centrarse en crear y fomentar diversos tipos de entornos:

  • Relacionales que fomenten la colaboración y la creación en equipo.
  • Innovadores que permitan buscar nuevas soluciones a los problemas y que permitan poner en valor el talento.
  • Entornos de aprendizaje, tanto formativos, con nuevas modalidades, como aquellos permitan el autoaprendizaje, dado que la capacitación permitirá la adaptación y el cambio de una forma mucho más ágil.
  • Y, por último, entornos comunicativos, que definan nuevos canales para compartir información y colaborar, dando paso a la escucha activa que permita implicar a las personas en las organizaciones.

En este sentido, la labor del líder debe hacer aflorar tanto la inteligencia colectiva como la individual, poniendo el foco en las personas.
El liderazgo transformacional originado e introducido por Burns, que definió este tipo de liderazgo como aquel ejercido por personas con una fuerte visión y personalidad, que permite el cambio de las expectativas, de las percepciones y de las motivaciones de sus colaboradores. Así mismo, este liderazgo hace más posible el cambio cultural dentro de una organización.
Este tipo de liderazgo tiene como principales características las siguientes:
Estimulación intelectual. – La persona que lidera además de impulsar el cambio debe fomentar el aprendizaje y el pensamiento crítico, así como comunicar de forma clara para que todo el mundo comprenda las decisiones tomadas.

Consideración individual. – Atención a las personas de forma individual, convirtiendo a la inteligencia individual en un elemento clave para que la relación entre el equipo y el líder funcione de forma fluida.

Inspiración y motivación. –Inspirar a partir de la figura y la actitud del liderazgo a que todas las personas de la organización se sientan motivadas e implicadas en la organización.

Influencia idealizada. – Quien lidera se convierte en un ejemplo e inspiración promoviendo la mejora continua y el enfrentamiento de los nuevos desafíos.

Más allá de estas características básicas, al líder transformacional le interesan las personas y sus emociones y sabe valorar y reconocer el talento fomentado el cambio y la creatividad.
Este tipo de liderazgo promueve y premia la participación creativa, confía en su equipo, motiva e inspira al equipo, no teme afrontar riesgos y se preocupa por las emociones. Es un estilo de liderazgo que se basa tanto en lo racional como en lo emocional. Un liderazgo que valora a los demás, los comprende y se centra en el desarrollo personal de sus colaboradores.
El liderazgo transformacional se asocia, por todo lo anterior, a la inteligencia emocional convirtiéndolo en un liderazgo efectivo, puesto que no está centrado exclusivamente en la planificación si no en la motivación e inspiración de sus colaboradores. Los cambios generan ansiedad e incertidumbre y la inteligencia emocional permite afrontarlos desde el optimismo, la flexibilidad y el aprendizaje, este hecho ayuda a superar las resistencias al cambio.

Este liderazgo canaliza la incertidumbre y los temores de las personas, algo que se convierte en básico tanto en el momento actual como en el post COVID-19. Según Mosquera (2019:27) “los lideres transformacionales actúan como modelos inspiradores, fomentan las buenas relaciones humanas, desarrollan las habilidades de los seguidores y motivan a otros a ir más allá de su descripción de puesto de trabajo”. Es decir, que, según Mosquera, se trata de una forma de liderar basada en la colaboración, la participación, el aspecto relacional y la motivación de las personas.
El liderazgo transformacional consigue modificar la cultura de las organizaciones a través de la inspiración de confianza y de motivación. Este hecho es posible al tener en cuenta a las personas a nivel individual, al motivar intelectualmente tanto de forma individual como colectiva, al promover la lealtad y al estimular la capacidad de innovación de forma continua.

Esta motivación e inspiración garantizan la identificación de las personas con la organización y, por tanto, el compromiso emocional con los objetivos de éstas aumentando de ese modo la capacidad de trabajo y la productividad.

El estilo de liderazgo transformacional con elementos como la estimulación intelectual y la consideración individualizada de los colaboradores, se asocia más al género femenino porque, según diversos estudios, esas características se atribuyen estereotipadamente a la mujer. Por otro lado, las mujeres se identifican más con el liderazgo transformacional al contar con habilidades como el carisma e interpersonales.

El género femenino por las características singulares que ponen énfasis en las relaciones y la inteligencia emocional se asemeja más al perfil de líder transformacional. El liderazgo femenino, por lo general, se centra en la solución de problemas, la preocupación por las personas y la confianza de los equipos más que en ejecutar autoridad.

El liderazgo femenino orientado a las personas fomenta la participación, compartiendo poder e información y se liga a la motivación y a las emociones. Este tipo de liderazgo permite beneficiarse del compromiso emocional que genera en los colaboradores, compromiso que está relacionado con la capacidad de comunicar sus propias emociones. Así mismo, hace posible enriquecer a la organización de la colaboración de los empleados.

La administración necesita un liderazgo transformacional femenino para asumir los nuevos retos, un liderazgo motivador que entienda que las personas son claves en las organizaciones. Las organizaciones públicas están cambiando por la globalización y los avances tecnológicos. La necesidad de tener empleadas y empleados motivados y participativos es más fragrante que nunca. Por todo lo mencionado, es necesario cambiar el modelo haciendo hincapié en el modelo de liderazgo.

La #aapp necesita un #liderazgo transformacional femenino para asumir los nuevos retos, un liderazgo motivador que entienda que las personas son claves en las organizaciones. Clic para tuitear

El cambio hacia el liderazgo transformacional y el andrógino que es aquel que combina cualidades instrumentales con emocionales, influirán en la efectividad de la gestión y en la generación de cooperación con los equipos. Las personas prefieren componentes relacionales, emocionales e interacción social, componentes estereotipados como femeninos.

Es hora de brindar oportunidades a las mujeres de desarrollar sus habilidades y sus características singulares. Es el momento de conseguir la igualdad real tan deseada y merecida en pro de una administración pública más justa. El hecho de no otorgar oportunidades de dirección a las mujeres supondría perder los beneficios que ello representa y renunciar a un talento clave. En este contexto, la igualdad de género real tiene una gran oportunidad para implementarse y perpetuarse en el tiempo dando lugar al nuevo paradigma que la sociedad necesita.

Olga Ramírez Hernández, Presidenta de la Asociación Catalana de Gestión Pública

En Twitter @olgaRamrez1

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DEL BLOG DE MUJERES EN EL SECTOR PÚBLICO

Asociación de Mujeres en el Sector Público (titular de www.mujeresensectorpublico.com) solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros.

No hay Comentarios en El liderazgo del futuro es femenino: inteligencia emocional, personas y creatividad

Pin It on Pinterest

Share This